Yohanna Alonso: española, guardia civil y campeona del mundo de Muay Thai

Imagen relacionadaTrabaja en el cuerpo tratando temas de mujeres con malos tratos. Se ha convertido en un referente a nivel nacional y mundial.

Yohanna Alonso celebra su campeonato.

 Yohanna Alonso celebra su campeonato.

Yohanna, en declaraciones a EFE, reconoció que es “casi una religión en Tailandia”. Y, precisamente, de allí son las mejores de este deporte. Ahora, se ha convertido en un referente en España, donde este deporte crece a un ritmo del 60% en la última década.

Antes de decantarse por el Muay Thai, practicó otras disciplinas de artes marciales orientales como Jiu Jitsu, en la que destacó en campeonatos nacionales o Jeet Kune Do, sin olvidar otras facetas que adornan su devoción por estos deportes como las de entrenadora nacional o monitora para sus propios compañeros en la Benemérita.

“Al principio me veían con extrañeza porque en el Cuerpo de la Guardia Civil no es demasiado habitual que la mujer se encargue de la formación de sus compañeros, pero al final he sabido demostrar mi valía también como monitora de defensa personal”, señala con cierto orgullo a EFE.

Después de ser subcampeona el año pasado, Yohanna Alonso ha vuelto a intentar conseguir el título en este 2017 y lo ha conseguido, de nuevo en la auténtica cuna de este deporte y su capital Bangkok, donde ya no sólo se ha convertido en un referente a nivel nacional, sino también a nivel mundial

Yohanna Alonso siempre fue una loca de las artes marciales. De hecho, desde que era joven se interesó por ella y las fue practicando, hasta decantarse por el Muay Thai, en el que se ha convertido en la campeona del mundo en la categoría de menos 60 kilos de AITMA Pro am.

El Muay Thai, también llamado boxeo tailandés -allí es el primer deporte nacional-, es un arte marcial que pertenece al llamado grupo de las artes marciales mixtas: donde se mezclan técnicas combinadas de piernas, brazos, pies, rodillas y codos. Los combates se realizan entre dos personas y está permitido golpear con todas las extremidades anteriormente mencionadas.

Nacida en Gijón, Yohanna se interesó desde bien pequeña y es actualmente guardia civil en Cisterna (León), donde lleva temas de mujeres maltratadas. Ese es su trabajo. El Muay Thai lo deja para por las tardes. Y le va de fábula: en 2016 acumuló 21 victorias en 30 peleas. Y, ahora, también es campeona del mundo

Yohanna, en declaraciones a EFE, reconoció que es “casi una religión en Tailandia”. Y, precisamente, de allí son las mejores de este deporte. Ahora, se ha convertido en un referente en España, donde este deporte crece a un ritmo del 60% en la última década.

Antes de decantarse por el Muay Thai, practicó otras disciplinas de artes marciales orientales como Jiu Jitsu, en la que destacó en campeonatos nacionales o Jeet Kune Do, sin olvidar otras facetas que adornan su devoción por estos deportes como las de entrenadora nacional o monitora para sus propios compañeros en la Benemérita.

“Al principio me veían con extrañeza porque en el Cuerpo de la Guardia Civil no es demasiado habitual que la mujer se encargue de la formación de sus compañeros, pero al final he sabido demostrar mi valía también como monitora de defensa personal”, señala con cierto orgullo a EFE.

Después de ser subcampeona el año pasado, Yohanna Alonso ha vuelto a intentar conseguir el título en este 2017 y lo ha conseguido, de nuevo en la auténtica cuna de este deporte y su capital Bangkok, donde ya no sólo se ha convertido en un referente a nivel nacional, sino también a nivel mundial

Yohanna Alonso golpea el saco.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s