Solo el 25 % de los guardiaciviles de Galicia tiene chaleco antibalas

Resultado de imagen de logo el correogallego

MAITE GIMENO VIGO.-  Lunes 27.03.2017

La Asociación de Independientes, IGC, denuncia la reducción hasta en un 20 por ciento de las plantillas// Clama por el mal estado del parque móvil y de los cuarteles

 Chalecos antibalas insuficientes y al límite de su caducidad; un parque móvil antiguo y con severas limitaciones de kilometraje mensual; cuarteles que se caen a pedazos con humedades y todo tipo de deterioros e inconvenientes para sus moradores, así como plantillas mermadas en un 20 por ciento e insuficientes, además de un alarmante índice de suicidios de agentes. Toda esta retahíla de situaciones no son los elementos para escribir una novela de terror sino parte de las situaciones que padecen los 5.188 agentes de la Guardia Civil que operan en Galicia, según explica a esta re­dacción el portavoz de la Asociación de Independientes de la Guardia Civil, IGC.

Con presencia en 170 poblaciones de Galicia, solo el 25 por ciento de los agentes cuentan con un chaleco antibalas. El déficit de un equipamiento que consideran fundamental para su seguridad cuenta con un padecimiento extra por las agentes al no contar con chalecos adaptados a su fisonomía, por lo que tienen que protegerse con los modelos masculinos.

correo gallegoLas fuentes consultadas aseguran que en Galicia se repite la situación por la que unidades con 30 componentes cuentan con tres o cuatro chalecos antibalas. Indican que aunque ha mejorado la dotación a la unidad de tráfico, se mantiene la mecánica por que cada agente usa el chaleco que acaba de dejar su compañero. Los agentes gallegos se quejan de que su situación contrasta con la de sus compañeros del País Vasco o de Navarra, que cuentan con un chaleco por agente.

La escasez de medios materiales es otra de las constantes que se registra en paralelo a la merma de personal, ya que en algunas unidades los recortes han alcanzado el 20 por ciento del total, según el IGC. Esta situación provoca que en numerosas ocasiones para realizar una patrulla se cojan componentes de distintas unidades y sea la única de un grupo operativo. Así, esta patrulla tiene que cubrir varios ayuntamientos, con la posibilidad de que coincidan importantes servicios, ya que se puede dar la circunstancia de que mientras se detiene a una persona surja un caso de violencia de género, sin que exista otra patrulla en más de 50 kilómetros.

Con numerosos puestos con menos de seis agentes, la asociación IGC llama a reestructurarlos para potenciar puestos principales y evitar situaciones actuales en las que quedan sin cubrir turnos de servicio por falta de personal.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt

Los agentes piden que se cumpla la norma de conciliación familiar

El IGC crea una plataforma de apoyo ante el aumento de suicidios de agentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s