Un guardia civil agredido en Alsasua reafirma su ‘lealtad a España’

Resultado de imagen de logo la gacetaLunes, 24. Abril 2017 –

Los dos guardias civiles brutalmente agredidos en la localidad navarra de Alsasua a manos de un grupo de abertzales, Óscar Arenas Fuentes y Álvaro Cano Alarcón, han sido galardonados por la asociación Santo Ángel Custodio de Rota de la Policía Nacional con una de las medallas de oro que desde hace cinco años concede a aquellas personas o entidades con una trayectoria reconocida por aportar aspectos positivos a la sociedad.

La ceremonia de imposición de medallas tuvo lugar el pasado viernes en el salón de Plenos del Castillo de Luna -Rota (Cádiz)- y contó con la presencia de numerosas autoridades civiles, militares y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Los primeros en recibir su reconocimiento fueron los dos guardias civiles agredidos hace ahora seis meses por el mero hecho de pertenecer a la Benemérita, una institución garante de los derechos y libertades de los españoles.

En un emotivo discurso, Óscar Arenas dejó claro que a pesar de que los agentes del Instituto Armado se enfrentan diariamente a muchas dificultades para garantizar la seguridad del conjunto de la sociedad española, lo hacen de manera impecable -desde su papel vocacional de servidores públicos-.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Frotadirectotv%2Fvideos%2F1494867723857359%2F&show_text=0&width=560

El guardia civil se mostró agradecido y emocionado y dijo sentirse “orgulloso de pertenecer a esta gran familia que formamos los distintos cuerpos de las Fuerzas de Seguridad y el Ejército”.

“Soy yo el que se siente dichoso de servir junto con vosotros y para vosotros”, dijo el agente, al tiempo que reivindicó ser “un teniente que a sus 24 años ha hecho de la mejor forma que sabe lo que más le gusta en esta vida: servir a España y a sus ciudadanos, sin ninguna distinción”.

Tras lo ocurrido en Alsasua -asegura- tiene “nuevas cicatrices en el cuerpo, pero hay algo que no ha sufrido merma alguna: mi lealtad y mi compromiso con España y su pueblo”. Tampoco se ha visto afectado el espíritu de este joven guardia civil, al que él mismo resume en “lealtad, honor y sacrificio”.

Óscar Arenas se despidió de los presentes “agradeciendo a los que allanaron el camino con sus sacrificios y a aquellos que dieron su vida -lo más valioso que una persona puede entregar- para que nosotros podamos vivir con libertad y seguridad”. También quiso tener un “especial recuerdo para nuestras parejas -también agredidas- y para el pueblo de Alsasua y del resto de Navarra, que bien merece que continuemos acompañándolo”.

“Si me lo permiten, ruego que la Santísima Virgen del Pilar y el Santo Ángel Custodio sigan velando por nosotros y nos enseñen el camino correcto hacia el servicio a los ciudadanos”, dijo el agente antes de recibir una sonora ovación por parte de los asistentes.

Cabe recordar que Óscar tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por las lesiones sufridas en una pierna y en la cara. La otra víctima, el sargento Álvaro Cano, y las parejas de ambos presentaron lesiones, magulladuras y hematomas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s